Bitácora creada para Teoría e Historia del Diseño

En este blog daré a conocer los conocimientos aprendidos en la materia.

Ensayo del mundo de Sofia agosto 22, 2007

Archivado en: Mundo de Sofía — alexiagm @ 2:50 am

Go to fullsize image-¿Cómo se creó el mundo?, ¿Cuál es el sentido de la vida?- Estas y muchas otras preguntas fueron las que comenzó a preguntarse Sofía Amundsen desde el momento en el que empezó a recibir ésas cartas misteriosas que le hicieron volver a ver el mundo desde una diferente perspectiva, retomar el deseo de explorar el mundo desde afuera, desde los pelillos del conejo, y no de quedarse rezagada dentro de la piel, donde comenzaba a habituarse por simple comodidad. (Referencia de la Pg. 22, líneas 9-14).

Así, en los primeros capítulos de “El mundo de Sofía”, el autor Jostein Gaarder, nos plantea la situación de esta niña que toma la decisión de salir a ver el mundo y descubrir por si misma sus maravillas. Siguiendo el consejo del filósofo misterioso, comienza a redescubrir las cosas, a utilizar su capacidad de asombro (Pg., 18, líneas 2-3) para volver a ver el mundo como un niño pequeño, cuando todo es nuevo aun. Me parece muy interesante y también cierto esto que nos menciona el autor ya que muchas veces, conforme vamos creciendo, encontramos las cosas “normales”, ya no nos sorprenden tanto como lo hicieron alguna vez. Pero al final de cuentas, ¿qué es normal?, si nos ponemos a reflexionar cada vez que vemos a un perro, como el ejemplo que nos da el autor (Pg. 18, líneas 14-28) nos daríamos cuenta de que no es un ser normal o cualquiera, sino uno que tiene movimiento y vida por sí mismo y tiene la capacidad de sobrevivir por sus instintos, y no solo con el perro, también con cualquier otro animal, empezando por el humano, cuya inteligencia va mucho más allá de sus instintos. Lamentablemente la mayoría de nosotros nos hemos adentrado en la piel del conejo y nos mantenemos ahí, sin interés alguno por ver lo que hay mas allá de lo que conocemos y por desarrollar nuestra capacidad de asombro.
También es importante responder a simples preguntas como ¿quién soy?, la primera interrogante que el filósofo le cuestiona a Sofía (Pg. 2, línea 15); sin embargo muchas veces ni a eso sabemos responder. Por ejemplo, esta primera semana que estuve en la universidad, mas de una vez surgió esa pregunta por parte de mis profesores y la verdad me costó un poco de trabajo responder. Pues si, soy Alexia Gómez Maurer, pero el nombre no me indica nada, no me especifica mis gustos, ni mi ideología, ni tampoco qué es lo que espero de la vida. Por eso es necesario tomarnos un momento de nuestra existencia para descifrar eso y no perder el tiempo y al final darnos cuenta de que se nos acabó y seguimos en las mismas.

En cuanto a la mitología, yo creo que muchas veces es bonito creer en estos cuentos, porque nos dan una visión alternativa de la realidad, nos distraen de nuestros problemas cotidianos y buscan dar una explicación a lo que sucede. Pero es importante tener la verdad, lo que hoy en día nos parece mucho más fácil gracias a todas ésas personas que han tenido esa curiosidad por conocer más a fondo lo que ocurre a nuestro alrededor, y han logrado darnos soluciones e inventar comodidades; sin embargo no debemos quedarnos mirando mientras ellos trabajan, tal vez no lleguemos a ser grandes inventores o científicos, pero mínimo tener iniciativa, observar lo que sucede en el mundo y no quedarnos en un rincón esperando a que empieze nuestra vida o a que nos la solucionen.

Por último, no está de más tomar la palabra del autor y despertar esa capacidad de asombro, salir de lo rutinario y llegar a la superficie, en donde esta lo emocionante. Yo en lo personal si lo voy a tomar en serio, observando más a fondo lo que me rodea, ya que considero que es algo que muchas veces no le doy mucha importancia y dejo del lado. No puedo asegurar que llegue a responder alguna de las grandes interrogantes filosóficas, o siquiera llegar a comprender mejor el universo, pero al menos tendré una percepción más amplia y profunda del mundo lo cual es muy importante sobre todo en profesiones relacionadas con el diseño, en las cuales hay que observar todo para dar soluciones a las necesidades del hombre. Así es como finalizo este texto, dejando abierta la invitación para todos aquellos que quieran crearse una visión más abierta del mundo en el que vivimos, y lograr dejar aunque sea una pequeña huella en el, algo de sí mismos que pueda llegar a trascender.

About these ads
 

8 Responses to “Ensayo del mundo de Sofia”

  1. juancarlos Dice:

    me gustaria aprender mas acerca de esta obra para asi saber mas acerca de filosofia quisiera ver otro ensayo mas contundente

  2. Ivette Dice:

    Es un super libro ojalá lo leas completo vale mil la pena

  3. DieegoA Dice:

    aaa i gracias por el ensayo me ahorro la leiiida:D XD

  4. celeste Dice:

    el libro es hermosoo.. y me gustaria informarme mas sobre el tema.. si alguien quiere enviarme informacionn la aceptaria ecantadisima..
    muchas graciass

  5. fabian Dice:

    miren tengo un problema necesito el nombre de todos los capitulos de este libro “el mundo de sofia” si alguien me puede ayudar de ante mano muchas pero muchas gracias mi correo es rammster_7420@hotmail.com

    pta: ei solo necesito los titulos gracias

  6. daniela Dice:

    me parece muiy bien el ensayo, como que relata todo lo que tu crees

  7. dueney Dice:

    si felicitaciones esta brutal

  8. ERIKA Dice:

    ES UN LIBRO MUY INTERESANDE PORQUE HABLA DE LOS FILOSOFOS DDE LA ANTIGUEDAD


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.